Entrada destacada

acne facial

Como mencionamos en oportunidades anteriores el acné se puede clasificar en cuatro grados. Sólo el que está enmarcado como de primer grado...

jueves, 12 de agosto de 2010

Pruebas científicas avalan el uso de la Apitoxina


Los beneficios de la apitoxina se comprenden mejor cuando se conoce la acción biológica del organismo animal o humano.

Su acción es inmediata en el sistema nervioso. En dosis terapéuticas determinadas con exactitud luego de la investigación con animales, algunos de ellos recibieron daños graves en alguno de los dos hemisferios cerebrales con dosis tóxicas altas y se encontró una obstaculización en la transmisión de los impulsos nerviosos del sistema nervioso central y a partir de estas experiencias se llegó a encontrar el nivel justo de concentración para el uso beneficioso del veneno estimula el eje de secreciones hipófisis suprarrenales.

Ambas glándulas endocrinas trabajan en forma conjunta en la secreción de cortisona natural. Al ser estimulado este mecanismo, la producción orgánica de cortisona y cetoesteroides es mayor, con su consiguiente electo antiinflamatorio. Es bueno recordar que muchas enfermedades reumáticas y trastornos de las articulaciones se tratan con antiinflamatorios a base de corticoides, en forma de cápsulas o inyecciones, pero este remedio tiene efectos secundarios no muy deseables. Siempre es preferible estimular la acción de la apitoxina es inmediata en el organismo.

Emular en el mismo organismo la reacción natural frente a una enfermedad. Con dosis aún más pequeñas, la apitoxina actúa como estimulante del corazón, para cUsminuir el ritmo cardíaco en taquicardias o para corregir arritmias cardíacas. Una importante acción biológica de la apitoxina se observa frente a microorganismos como bacilos y bacterias.

martes, 10 de agosto de 2010

La digitopuntura - contra el insomnio y la hincazón


Insomnio: para combatir la falta de sueño busque primero el área a presionar. El punto bueno está ubicado en el extremo del segundo dedo del pie, en el ángulo de la uña cercano al tercer dedo. Masajee esa área sobre el pie derecho o izquierdo. I Sentirá progresivamente una sensación de apaciguamiento y de paz interior. Deje venir el sueño, que no está lejos. Pudo. Pasará por una pequeña protuberancia e inmediatamente delante de los primeros cabellos por un hueco. Allí es. Los otros puntos están situados a uno y otro lado de las aletas de la nariz. Masajee estos diferentes puntos con ambas manos, durante un rato, hasta que el aire penetre por la nariz.

Hinchazón: la inflamación o hinchazón del vientre es un estado molesto y a veces doloroso, que sobreviene, en general, después de una opípara comida. Los puntos buenos son dos. El primero está ubicado en el borde interior y en la mitad del pie. Se lo halla ubicando el meñique sobre la base saliente del dedo gordo y después sobre los otros cuatro dedos, uno al lado del otro. El punto que debe masajearse está situado jimio Hobro el índice.

Nariz tapada: la nariz tapada es el primer síntoma de muchas enfermedades. Hay varios puntos buenos para presionar y aliviar el problema. Uno está situado en la parte alta de la frente, en la línea de prolongación de la nariz y algo más abajo del comienzo del cuero cabelludo. Para encontrarlo, aplique el dedo sobre la base de la nariz y suba en línea recta hacia el cuero cabelludo.

domingo, 8 de agosto de 2010

Propiedades de la Apitoxina



La apitoxina tiene aplicaciones específicas, es decir que existen enfermedades donde está comprobada su acción terapéutica.

Enfermedades reumáticas: poliartritis, reuma, miositis reumática y artrosis.

• Poliartritis infecciosa inespecífíca.

Artrosis deformante.

• Enfermedades del sistema nervioso periférico: radiculitis lumbosacral, inflamaciones de los nervios ciático, femoral, facial, trigémino e intercostal.

• Enfermedades vasculares quirúrgicas, como tromboflebitis, arteriosis y afecciones de los vasos de las extremidades.

• Asma bronquial.

• Migraña.

viernes, 6 de agosto de 2010

Las Varices - no solo un problema estético


Aunque durante mucho tiempo se pensó que las várices eran sólo un problema estético, hoy se tiene la certeza de que provocan
también trastornos a nivel circulatorio. Las padecen el 80 por ciento de las mujeres y si se las detecta y trata a tiempo pueden ser controladas o eliminadas. En esta nota encontrará la fórmula y los ejercicios para corregirlas sin necesidad de recurrir al tan temido bisturí.

Trataremos de rever la información que tenemos y poder acercarnos a nuevas formas de abordar este problema estético y de salud.
Intentaremos no enfrentar estos dos conceptos como si fueran opuestos.

Hemos superado el antagonismo entre mente y cuerpo. En medicina hace tiempo que se habla de psicosomático: psico (mente) y soma (cuerpo).
Sabemos que somos Uno, somos partes que forman un todo, que se relacionan y dependen uno de otro.

La belleza (estética) sería una de las demostraciones exteriores de la salud. Lo mismo que el buen funcionamiento de nuestros órganos y extremidades, se manifestaría en una ausencia de dolor, molestias y una sensación de armoníay equilibrio. Podemos ver que una (belleza) depende de la otra (salud) y viceversa.

Hoy sabemos que los estados de ánimo insiden hasta en un 80 % en la curación. Cómo podríamos estar de buen humor, si tenemos que tomar remedios que nos curan de algo y nos enferman de otra cosa y, además nos dicen que nos tenemos que resignar, en el caso de las várices, a lo hereditario o en el caso de las mujeres a que el embarazo deje secuelas tan feas como las várices.

lunes, 2 de agosto de 2010

La apitoxina y las abejas




En cuanto a la apitoxina, el doctor Martínea Rubio logró cristalizar el veneno de abeja a través de un procedimiento físicoquímico descubierto por él mismo, que lo transforma en cristales. Esto permite liberar a la apitoxina, tal como lo ofrece la abeja en su estado natural, de todos los agregados que pueden resultar tóxicos para el organismo humano.

En la provincia de Santiago del Estero, desde no hace mucho tiempo, se investiga paralelamente la acción del compuesto, con procedimientos diferentes. Pero el producto de este grupo de científicos aún tiene algunos inconvenientes que están en proceso de estudio, graduación y/o eliminación.

La verdadera acción de la apitoxina, siempre de acuerdo con los estudios del doctor Martínez Rubio, se da directamente en el sistema inmunitario y más precisamente sobre el interferon. Esta sustancia es un elemento natural constitutivo de todo el batallón de defensas que nos protege de organismos extraños o agentes invasores. La apitoxina permite al interferon actuar libremente y acrecienta sus virtudes naturales.

Se ha descubierto que también es un poderoso analgésico, que alivia todo tipo de dolores y un fuerte antiinflamatorio sumamente eficaz para lesiones musculares como también de cualquier tipo.