Entrada destacada

acne facial

Como mencionamos en oportunidades anteriores el acné se puede clasificar en cuatro grados. Sólo el que está enmarcado como de primer grado...

Mostrando entradas con la etiqueta drogas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta drogas. Mostrar todas las entradas

martes, 1 de marzo de 2011

Preguntas frecuentes sobre Analgésicos


- ¿El uso de analgésicos puede ser peligroso?
Depende cómo se los utilice, por ejemplo, en algunas personas una simple aspirina puede causar irritación estomacal o sarpullido y una so-bredosis de un analgésico suave como es el paracetamol puede llegar a ser tóxico.

Los analgésicos mayores en dosis elevadas, producen efectos secundarios no de seados (náuseas, vómitos, respiración lenta y estreñimiento) y, lo que es aún más grave es que pueden crear dependencia. Por este motivo, su venta en las farmacias está muy controlada y se necesita una receta para su adquisición.

- ¿Cómo actúa el analgésico para calmar el dolor?
Lo puede realizar a través de las vías nerviosas porque los estímulos dolorosos producidos en una parte del cuerpo llegan al cerebro, donde se registra la sensación de dolor y se transmite a la conciencia; si se interrumpe uno de estos mensajes en algún punto de las vías nerviosas, se impide que el estímulo llegue a la mente.

Los analgésicos tomados por vía oral se disuelven en el estómago, pasan a la sangre y, seguidamente, son transportados a todo el cuerpo. Algunos actúan directamente en la zona, así reducen la inflamación y disminuyen la intensidad de los estímulos dolorosos enviados al cerebro. Otros, en cambio, actúan en los centros cerebrales encargados de transmitir los mensajes de dolor a la conciencia.

- ¿Por qué algunos analgésicos utilizados en un tratamiento crean hábito?
Muy simple, porque muchos derivados del opio, como la heroína y la morfina, afectan a la fisiología de las personas que las consumen .

El cerebro humano contiene unas células receptoras especiales en las que se insertan las moléculas de opio una vez que penetraron en el organismo. Dado que estas células se encuentran en la zona del cerebro donde se registra el placer y las sensaciones agradables, el paciente se habitúa creándose, de este modo, una dependencia.

domingo, 27 de febrero de 2011

Entrenamiento Cerebral - para no envejecer


Envejecer sería menos desanimador si no fuera por la lenta declinación física y mental que la mayoría experimentamos: las ocasionales lagunas y la falta de memoria, el sentirse cansado luego de un duro día de trabajo y los padecimientos resultantes del maltrato al que sometemos nuestro sistema inmunológico.

Por suerte, se está expandiendo una farmacopea de suplementos y drogas que ayudan a la mente y al cuerpo, posponiendo y hasta revirtiendo la pérdida de la capacidad que previamente considerábamos inevitable.

Mientras las drogas antienvejecimlento fueron estudiadas y recomendadas durante décadas en Europa, ahora Estados Unidos se empezó a interesar en el tema. Por ejemplo, según The Economist, la industria de drogas de ese país está desarrollando más de 140 tipos de pildoras inteligentes, que se han convertido en una de las diez drogas más investigadas.

Las tiendas de vitaminas y alimentos naturales tienen ahora una gran variedad de nutrientes inteligentes. Y una de las más respetadas compañías de vitaminas de ese país, vende ahora una línea de nutrientes que poseen beneficios para el conocimiento.

El principal obstáculo para una aceptación masiva de estas medicinas radica en el hecho de que el envejecimiento se relaciona con una declinación inevitable antes de que con una enfermedad que pueda ser tratada. Pero hoy las compañías de drogas están trabajando para cambiar esta situación y ofrecen productos para esta nueva condición denominada edad asociada con deterioro de la memoria.

Si en el futuro se acepta dicha condición, el envejecer será considerado una enfermedad cuyo tratamiento requerirá la aprobación del FDA (Administración de Drogas y Alimentos).

miércoles, 23 de febrero de 2011

Qué son los Analgésicos y sus tipos


Los analgésicos son medicamentos que se utilizan para aliviar o suprimir el dolor físico, pero a veces la gente abusa de ellos olvidando que son fármacos y que algunos son potencialmente peligrosos, en especial si se toman en dosis excesivas o durante largo tiempo. Por esta razón siempre que se necesite hacer un tratamiento con estos medicamentos se debe consultar con el médico.

Aquí todas sus dudas aclaradas por el doctor Amoldo Brodsky, médico clínico.

- ¿Cuántos tipos de analgésicos existen y para qué sirven?
Bueno, hoy en día existen varios analgésicos y se los clasifica de acuerdo a sus efectos en dos grandes grupos: los mayores o narcóticos y los menores.

Los mayores actúan sobre el sistema nervioso central y se emplean únicamente en situaciones en que la intensidad del dolor es intolerable. En este grupo se incluyen los medicamentos que producen sueño, como los opiáceos naturales o sintéticos, entre ellos la morfina, la heroína y el mismo opio.

Los analgésicos menores, como la aspirina y otros preparados afines, alivian dolores de cabeza y de muelas, artritis, molestias musculares de poca importancia, neuralgias y dolores menstruales. Además, muchos de estos medicamentos han demostrado sus propiedades antiinflamatorias actuando localmente en la zona del cuerpo donde se encuentra la afección.