Entrada destacada

acne facial

Como mencionamos en oportunidades anteriores el acné se puede clasificar en cuatro grados. Sólo el que está enmarcado como de primer grado...

Mostrando entradas con la etiqueta depresión. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta depresión. Mostrar todas las entradas

martes, 19 de febrero de 2013

La Soledad afecta la Salud Mental


Las personas solitarias suelen ser muy creativas. La creación y la soledad están relacionadas porque la soledad es un espacio que se necesita para crear. Por supuesto, también hay creaciones colectivas pero colectivamente se crean mitos, ideología, políticas.

Para cierto tipo de creación hay que hacer un paréntesis y retirarse un poco, a fin de unir todo lo que uno fue adquiriendo hasta ser una singularidad. La creación artística siempre se hace en soledad. Aunque esa soledad es relativa porque las ideas provienen de un vínculo con otro, aunque no esté presente. Para escribir, por ejemplo, se piensa en autores que se leyeron antes en cosas que pasaron con otros. Las personas que piensan, rezan o meditan, están relacionados con un interlocutor interior. En general uno escribe contestándole a alguien o discutiendo con alguien, estando a favor o en contra, pero una imaginación rica siempre surge de todos esos otros que pueblan la cabeza.

José Bleger, prestigioso psicoanalista argentino, cuenta en uno de sus libros una anécdota muy ilustrativa: un chico de tres años está jugando entretenido mientras la mamá cose a un costado. En un momento la madre se levanta, y el chico sigue jugando sin darse cuenta del cambio. Cuando percibe que la madre no está empieza a gritar desesperado y sale corriendo tras ella.

Lo que muestra este ejemplo es que la presencia del otro aparece como indispensable aunque con el otro no se haga nada. A veces, se necesita aunque se hagan cosas que generen dolor, cuyo colmo sería una pareja sadomaso quista. Es muy común encontrarse con gente que se queja y se pelea permanentemente con el otro porque lo hace sufrir, sin embargo la angustia catastrófica frente a la posibilidad de una separación aparece igual.

La lógica sugeriría que en esos casos un alejamiento tendría que ser puro alivio, pero siempre el sentimiento de soledad sobreviene frente a las separaciones de alguien significativo. Ahí se sitúa el sentimiento de soledad en general. Aunque uno esté rodeado de otros, la pérdida de alguien querido es un sentimiento abrumador que sobrecoge a la gente.

En la ancianidad es donde más se ve el tema de la soledad. Hay una marginación de la estructura social con la pérdida de los lugares ocupacionales; en la familia se ocupa un rol con menos poder y se pierden personas y seres queridos. El aumento de la duración de vida implica a veces la pérdida de cónyuges, los hijos que se van o a veces se trasladan a vivir a otros lugares.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Desorden Bipolar, trastorno bipolar


El trastorno bipolar ha estado en las noticias últimamente debido a la incesante cobertura de una celebridad bien conocida que parece estar en medio de una crisis mental. Enchufes de las noticias de todo tipo simplemente no puedo tener suficiente de esta historia. No importa mucho si la causa raíz de este espectáculo actual es el uso de drogas, una enfermedad psiquiátrica o alguna combinación de los mismos.

La conclusión es que las travesuras involucrados son simplemente demasiado sensacional de ignorar. Pero esa no es la razón por la que el trastorno bipolar está en mi radar. Por favor, no me malinterpreten - la desintegración psíquica de una persona es profundamente triste y preocupante. Sin embargo, cuando más del 2% de la población mundial está afectada por una u otra forma de trastorno del espectro bipolar (BPS), ese hecho debe ocupar un lugar mucho más prominente en las noticias de la lucha de un solo individuo.

El trastorno bipolar se caracteriza por cambios de humor que van desde depresión severa a máximos maníacos. El ciclo de estos síntomas es variable y, en algunos casos, tanto bajo estado de ánimo y la euforia pueden co-existir. Severidad también se presenta en un espectro de intensidad de la clasificación más debilitante, trastorno bipolar I, a formas más leves, tales como ciclotimia.

La última edición de la revista Archives of General Psychiatry es el portador de las estadísticas duras que he mencionado en el párrafo inicial. La tasa de incidencia bipolar 2,4% se basa en una evaluación de 61.392 adultos en 11 países. Lo que es aún más preocupante a tener en cuenta es que menos de la mitad de las personas con trastorno bipolar recibirán atención de salud mental en el curso de su enfermedad. Este hecho se hace aún más difícil de tragar cuando se considera que aproximadamente tres cuartas partes de las personas con BPS también lidiar con comorbilidades como la ansiedad y trastornos de pánico.

La buena noticia es que hay una serie de prácticas complementarias y suplementos nutricionales que pueden ser útiles para las personas que viven con el trastorno bipolar. Antes de describirlos, quiero hacer hincapié en que las opciones complementarias siguientes no son una alternativa a la atención profesional. Cualquier persona que muestra signos de o se sospecha que pueden estar tratando con una mentalidad depresiva maníaca tiene que buscar la orientación de un profesional en salud mental, y en ese momento, las modalidades alternativas de tratamiento pueden ser consideradas y aplicadas en su caso.

El número de agosto 2010 de la revista Psychological Medicine ofrece una revisión sistemática de la "evidencia actual sobre los cambios neurobiológicos y los beneficios clínicos relacionados con la práctica de la atención plena meditación en los trastornos psiquiátricos". Los autores de la obra, con base en el Instituto de Psiquiatría de la Universidad de Bolonia, Italia, informan que la atención plena Basado Terapia Cognitiva (TCAP) ha mostrado ser prometedor en "la reducción de las recaídas de la depresión en los pacientes con tres o más episodios". MBCT es una disciplina relativamente nueva terapia mente-cuerpo que combina elementos de la terapia cognitivo-conductual con meditación mindfulness. Dos ensayos revisados ??de 2010 y 2008 indican que la TCAP puede reducir la severidad de los síntomas de ansiedad y depresión en pacientes con trastorno bipolar. Al menos dos estudios adicionales están actualmente en marcha para probar y verificar esta línea de investigación prometedora.

Omega-3 ácidos grasos, tales como las que se encuentran en el aceite de semilla de lino y aceite de pescado, asimismo puede ser de valor para adultos y niños con BPS. Un ensayo publicado 03 2010 examinó el efecto de dar un máximo de 12 gramos / día de aceite de lino o aceite de oliva a 51 adolescentes y niños con "I sintomática bipolar o trastorno bipolar II". Al principio, los resultados parecían más bien decepcionante. En promedio, los aceite de lino recepción no exhibió una mejora significativa en los síntomas depresivos en comparación con el placebo (aceite de oliva) grupo. Sin embargo, tras un análisis más metódico, los investigadores encontraron que los pacientes que convierten eficientemente un ácido graso omega-3 de la linaza (ácido alfa linolénico) en una forma más usable (EPA), ha demostrado una disminución de la gravedad de la enfermedad.

Este hallazgo podría explicar por qué algunos estudios previos que han utilizado el aceite de pescado presentaron los resultados más prometedores. EPA o ácido eicosapentaenoico es uno de los principales ácidos grasos omega-3 contenidos en el aceite de pescado. Lo que es más, un reciente meta-análisis presentado en el Journal of the American College of Nutrition específicamente señala a la EPA como el ácido graso principal responsable de las propiedades antidepresivas de aceite de pescado.

Los informes de casos se consideran una de las formas menos confiables de las pruebas médicas. Ellos detallan los hallazgos específicos en un paciente que puede ser un golpe de suerte o posiblemente podría tener implicaciones para otros pacientes o incluso la población en general. Esta es la razón por prestigiosas revistas médicas aceptan a veces historias de casos para su publicación. En raras ocasiones la literatura médica se van tan lejos como para presentar varios informes de casos sobre una sustancia determinada. Un suplemento de micronutrientes por el nombre de EMPowerplus entra en esta categoría inusual. El producto en sí contiene 36 ingredientes conocidos que son en su mayoría compuestas por minerales bien conocidos y vitaminas. Un análisis de la base de datos en septiembre de 2010 de la revista BMC Psiquiatría describe la evidencia más convincente hasta la fecha sobre EMPowerplus.

En el análisis de etiqueta abierta, de un grupo de 120 adolescentes y niños con trastorno bipolar se evaluaron con respecto a su respuesta a la suplementación EMPowerplus. Un total de 46% de los sujetos jóvenes respondieron al tratamiento según la evaluación de una reducción del 50% o más en severidad de los síntomas. El uso de medicamentos entre estos "respondedores" también se redujo en un 52% durante el período de 3 a 6 meses de evaluación. Es interesante notar que los déficit de atención con hiperactividad (TDAH) Los síntomas también disminuyó en los jóvenes sin importar la edad o el sexo. Pero, por muy prometedores estos hallazgos parecen ser los autores del artículo son rápidos en señalar que los estudios científicos controlados siguen siendo necesarios para verificar la promesa inicial de los estudios de casos publicados y el análisis de bases de datos.

La edición actual de la revista Journal of Affective Disorders ofrece pistas sobre por qué mejorar la dieta y los suplementos nutricionales pueden ser de valor para las personas con trastorno bipolar. Investigadores de la Universidad de Melbourne, Australia profundizado en el tema de la calidad de la dieta en mujeres sanas y aquellas con BPS. Ellos descubrieron un patrón distinto dietético que aumentó dramáticamente la probabilidad de ser bipolar: comer alimentos con una carga glucémica alta que se asocian típicamente con "moderna" o "western" Los hábitos dietéticos.

Por el contrario, las mujeres que consumían una más "tradicional" dieta fueron 47% menos propensos a ser bipolar. Esto no sólo implica que una dieta rica en hidratos de carbono y alimentos procesados ??contribuye a la mala salud mental, sino que también sugiere que el consumo de una dieta tradicional, basada alimento completo puede proporcionar cierto grado de protección.

Con el fin de abrazar verdaderamente el concepto de holismo, lo convierten en un punto para buscar las consecuencias no deseadas de adoptar cualquier tratamiento dado. Cuando veo a los tres candidatos naturales para la salud calificado hoy, parece muy poco probable para mí que su uso pudiera causar daño. El aceite de pescado, la meditación y multivitamínicos minerales-son poco comunes los riesgos de salud cuando se aplican juiciosamente.

Pero más allá de eso, creo que los tres también son prometedores en el tratamiento de algunos de los problemas médicos que a menudo van mano a mano con el trastorno bipolar. Especialistas en el campo de la cardiología y la psiquiatría han notado que los pacientes bipolares presentan con frecuencia "exceso de riesgo cardiovascular". Los tres de las alternativas mencionadas hoy están documentados como agentes que pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón. Esta es una razón más para considerar una estrategia de tratamiento integral, incluso, o especialmente, cuando se trata de graves problemas de salud mental.

domingo, 19 de febrero de 2012

La infelicidad


Es fácil constatar cómo esta guerra de la Imagen y de las apariencias, desencadenada en la morbosa tendencia de los hombres a compararse con los otros, no los hace del todo felices. "La infelicidad consiste en hacer comparaciones" decía el filósofo Spinoza.

Calcular todo lo más y todo lo menos -quedando fascinados por lo más de los otros y sufriendo por lo menos de uno- es una de las actitudes más estúpidas: no sólo es totalmente vana sino que también impide mirar hacia adentro de uno e Interrogarse seriamente acerca de los fundamentos de las propias elecciones y preferencias.

De allí, que todos los yo aquí, yo allá con que nos presentamos ante los otros son usualmente otras tantas falsas certezas que deberían ser revisadas y cuestionadas. Nuestro minúsculo o pomposo Yo, se protege así de la angustia existencia!, pero al mismo tiempo nos impide conocer nuestra verdadera naturaleza -que va más allá de la reluciente imagen que proyectamos de nosotros- y , de este modo, nos impide tomar conciencia de nuestros reales deseos.

Para saber qué es lo que uno quiere es necesario saber que es lo que uno es: las dos cosas van de la mano. Es inevitable pensar que los hombres se engañan a si mismos, escribía Freud. Mientras ellos se esfuerzan por conseguir placer, éxito, riqueza -o mientras lo miran en los otros- están subordinando los verdaderos valores de la vida. El sufrimiento nos amenaza desde tres lugares: sobre el cuerpo, con el dolor y la enfermedad; desde el mundo externo, con su carga de angustia, y finalmente en nuestras relaciones con ios otros.

Nosotros no tenemos el control completo de nuestro cuerpo ni de nuestro medio ambiente. Pero, en lo que respecta a nuestra relación con los demás, sucede todo lo contrario: podemos y debemos intervenir. Sin embargo lo que sucede generalmente es que por ignorancia o por ceguera nosotros mismos nos convertimos en los artífices de nuestra propia desventura.

Las consecuencias se hacen presentes, por ejemplo, cuando confundimos lo que creíamos querer con lo que queríamos verdaderamente. En estos casos lo que está garantizado es la insatisfacción crónica. A menos que uno se decida a tomar el toro por las astas y hacer algo para cambiar. Y como no se puede cambiar lo que no se conoce resulta útil seguir el consejo de Spinoza que reza: Conócete a ti mismo.

Existen individuos que parecen atraer a la mala suerte: cada uno de sus días y toda su existencia son un elenco de contrariedades, imprevistos y desgracias. Puras desgracias, afirma alguien comentando su propias desventuras. No, la culpa es sólo mía porque fue hecho así, opina otro. Estas dos posturas fundamentales, que en mayor o menor medida son muy comunes, esconden jn temor radical: el de aceptar la pro-oia responsabilidad.

En todas las circunstancias de la vida, uno siempre tiene un cierto margen, por muy estrecho que fuere, de posibilidad de elección. Algo muy difícil de aceptar, por cierto es la ¡dea de que todas nuestras dificultades sean simplemente frutos de la desgracia.

Elisa por ejemplo, está atravesando un período negro: el marido la ha dejado por otra mujer, la señora de ¡a limpieza se fue sin previo aviso, su hija de tres años, no duerme bien y rechaza la comida. Finalmente para com-oletar el cuadro su adorado perro esta afectado por una grave enfermedad de los huesos.

sábado, 3 de diciembre de 2011

La Salud Mental del tercer milenio


En las puertas del tercer milenio, los cursos y seminarios de autotrans-formación ("insight", o "mirada interior", en inglés) se presentan como una alternativa cada vez más popular para resolver la mayor parte de las angustias existenciales de los seres humanos. Hablamos con algunas de estas "escuelas de vida" para saber qué proponen y las razones del boom.

A poco de finalizar el siglo suma adeptos una nueva filosofía de vida que propone reemplazar el sufrimiento por el perdón, los abrazos y los pensamientos positivos. Para obtener la ansiada felicidad miles de personas eligen entregarse a misteriosas experiencias de autotransformación y autoconocimiento, y se aislan durante algunos días del resto del mundo para consagrarse a la tarea de viajar al fondo de su ser.

Con marcas registradas de nombres enigmáticos como Hoffman Quadrinity Process, Creacción o Crecimiento Interior, estos métodos promueven que las personas se alejen por unos días de sus hogares para viajar a un lugar rodeado por la naturaleza, adonde se dedicarán pura y exclusivamente a contemplar sus vidas desde una perspectiva diferente a sus vivencias cotidianas.

A las aulas de estas "escuelas de vida" llegan todo tipo de personas congregadas por una misma inquietud: cambiar su forma de vivir. Profesionales, amas de casa, estudiantes y artistas concurren a estos seminarios y muchos declararon públicamente estar muy satisfechos con los resultados. También llegan a los cursos personas con adicciones, depresión y hasta personas afectadas por enfermedades terminales. Todos acuden en busca del impulso que necesitan para realizar aquellos proyectos encajonados en el fondo de la memoria y poder concretar sus objetivos.

Ciertamente, la promesa de encontrar en menos de una semana la solución para los problemas que acaso lo hayan aquejado a uno durante toda su vida, es tentadora. Sin embargo es imposible no preguntarse si este tipo de respuestas rápidas puede ofrecer soluciones auténticamente duraderas.

"Los cambios son para toda la vida", dice Berta Sperber, directora del Instituto Hoffman de Argentina. Más de 30.000 personas en 16 países pasaron por el llamado proceso de la cuadrini-dad, al que la profesional define como "un método intensivo, concentrado en una semana entera para poder desactivar la compulsión a reproducir actitudes o modelos internos en la vida adulta " que perjudican las relaciones en el trabajo y la familia.

Todas las personas que hayan superado la pubertad y que tengan la convicción de querer asumir el compromiso con su propia vida -y que puedan pagar una suma de aproximadamente 2000 dólares por todo el plan que incluye alojamiento, traslados y comidas además del curso- pueden viajar a una estancia en la que durante siete días participarán de distintas actividades vivenciales que les permitirán reconocer la "programación" y el "amor negativo" que aprendieron en la infancia de sus padres y que en la actualidad actúa como un freno para vivir la vida de acuerdo al propio deseo.

martes, 28 de junio de 2011

La Soledad - un mal psicológico


Para algunas personas soledad es sinónimo de libertad, para otras significa desamparo. Muchos se aburren si no están rodeados de gente y otros sólo encuentran un poco de calma encerrándose en sí mismos. Hay quienes eligen vivir solos y también están aquellos que lo hacen porque no tienen más remedio.

Pero, independientemente de cada circunstancia, lo cierto es que la soledad tiene infinitas caras: puede significar abandono, desprotección, tristeza, incertidumbre, pero también independencia, bienestar, paz y alivio. La problemática de la soledad se juega en dos niveles: uno en el nivel afectivo como sentimiento, independientemente de quién esté al lado. Otro, en el nivel topográfico, es decir alguien que vive aislado, sin nadie alrededor, que no tiene con quien hablar o con quién contar. Veamos cómo puede afectarnos esta sensación que -no importa en qué grupo estemos- todos hemos tenido alguna vez.

Según la psicoanalista Diana Singer todos necesitamos ser pensados por alguien. La soledad, escribió en un trabajo, es un lugar alejado de los otros en el que se queda a veces por anomia, destierro o marginación. Lugar en el que para algunos están reservadas las lágrimas y para otros el espacio de creación.

La soledad, se dice hoy, es un lujo de país desarrollado que marca el advenimiento de un mundo nueve-acompañados de pequeños adminículos electrónicos, el hombre y la mujer del mercado compiten solos. Los habitantes del mundo feliz que imaginó Aldous Huxley, también lo están. La soledad es el hombre constituido en su universo. La soledad, es también el pesar que se siente por la ausencia o pérdida de algo o alguien querido. Es el sentimiento que se experimenta al dejar de pertenecer a un vínculo.

Nadie que nos permita sentirnos pensados o sentidos. Nadie en quien posar la vida pulsional, pero también nadie que imponga límites y haga tope. Soledad es estar sin la tiranía de la mirada del otro, pero atravesado solo por su silencio. En un tiempo subjetivo es libertad y en otro desolación.

Pero ¿cuál es el origen del sentimiento de soledad? Remontándonos en la historia del sujeto, el concepto de soledad aparece identificado con desamparo. Aunque soledad material no implica necesariamente esto. Sin embargo, la gran mayoría de pensadores del psicoanálisis vinculan soledad al desamparo originario, es decir al bebé cuya mamá se pierde de vista en un momento. La época de mayor indefensión, incomunicación y no percepción del otro correspondería, según Winnicot -un importante pensador inglés, analista de niños-ai período de mayor dependencia que es el de la vida intrauterina.

Este sería el sentimiento originario de soledad que se localiza hipotéticamente en esta etapa. El mismo se repite después cuando el chico tiene algún tipo de necesidad y el otro no aparece. Entonces experimenta una angustia que recibe distintos nombres según los autores: angustia de desamparo o de muerte, que está relacionadas con la desorganización o la catástrofe. La aparición de esta angustia sucede cuando el bebé necesita algo y la madre no está. Si el bebé no necesita nada y la madre no está, no hay ningún problema. Pero cuando el bebé tiene hambre o está paspado y la mamá no viene, surgen señales de angustias catastróficas, gritos desesperados, mejillas coloradas.

viernes, 10 de junio de 2011

La Depresión - preguntas más frecuentes


- No hay un momento de la vida más propenso para padecer la depresión.
No. Pese a que cualquiera puede ser depresivo, sin importar su edad, podemos decir que hay distintas "edades de riesgo" en las cuales es más probable sufrir depresión. Las principales son la adolescencia (los jóvenes entran en crisis por la inmensa cantidad de cambios que deben afrontar. No olvidemos que el suicidio es la segunda causa de mortalidad de los adolescentes), y la tercera edad (con la ancianidad, el hombre debe enfrentarse con numerosas pérdidas como la del trabajo, los afectos cercanos, la pareja, etc. Estas causas, sumadas a la figura de la muerte, pueden provocar la depresión).

- Es muy raro que un adulto común padezca de depresión.
No es verdad. La depresión, manifestada en sus distintas formas, alcanza a casi el diez por ciento de la población adulta, una cifra más que considerable. Además, la depresión puede presentarse sola (se habla de alteraciones afectivas unipolares y afecta a un cinco por ciento de los adultos) o asociada a una manifestación maníaca (se habla de alteraciones afectivas bipolares o del síndrome maníaco-depresivo y atañe a un tres por ciento de los mayores). Si bien aún no se ha podido constatar una etiología genética para esta última forma de la depresión, se estima que podría tener un origen hereditario.

- Las madres de hijos pequeños jamás sufren de depresión.
Todo lo contrario. La llamada "depresión post-parto" afecta a casi el ochenta por ciento de las mujeres inmediatamente después del nacimiento de sus hijos, o bien después de haber perdido a su bebé, ya sea por un aborto voluntario o involuntario. Entre el tercer y décimo día después del parto, las mujeres afectadas sufren llantos inmotivados, insomnio, desinterés por el recién nacido y ataques de angustia.

- Al depresivo hay que consentirlo y consolarlo.
De ninguna forma. Si quienes rodean al depresivo lo consienten constantemente, en realidad están haciendo que el mismo saque provecho de su enfermedad. Esto es lo que Freud denomina "beneficio secundario" de la enfermedad y resulta contraproducente para el individuo afectado, ya que el paciente ve a su enfermedad como positiva, ya que a través de ella consigue afecto y atención. '

lunes, 6 de junio de 2011

La Depresión - aspectos generales


- No todas las formas de la depresión son causadas por factores externos.
Así es. Existen tanto razones internas como externas que determinan la aparición de la depresión en un individuo. Los motivos endógenos o internos anidan en el sistema nervioso o en la psiquis del depresivo, mientras que los exógenos o externos son producto del ambiente o de los hechos.

- Existen distintos grados de depresión.
Es cierto. Los especialistas de la salud mental aún no han concluido en una clasificación determinante respecto de los grados de depresión. Sin embargo, podemos decir que existen diversos tipos de patologías depresivas, que van desde la depresión leve (una tristeza intensa) hasta la depresión grave, que requiere apoyo médico.

- La depresión puede llevar al suicidio.
Sí. Los cuadros depresivos agudos pueden terminar en un intento de suicidio, o en la concreción del mismo. No debemos esperar llegar a los límites para acudir a un profesional. En ciertos casos puede llegar a ser conveniente la internación en un centro de salud mental a fin de evitar el denominado "pasaje al acto".

- La depresión tiene cura.
A través del tratamiento psicoterapéutico se ouede combatir la depresión. El profesional indaga sobre el origen del mal de cada paciente, y decide si es conveniente o no medicarlo. Estas vías de curación no son instantáneas, sino pro-cesuales. El estado depresivo puede llegar a revertirse, a atenuarse, o no puede jamás ser curado. Hasta la fecha no existe un tratamiento único e infalible contra la depresión, ya que cada caso debe ser encarado desde una perspectiva particular, siempre por un profesional.

- La psicoterapia no es la única forma de curar la depresión.
Verdadero. La práctica de cualquier actividad deportiva, así como las caminatas de más de veinte minutos tres veces por semana estimulan a) organismo para que luche desde su interior contra la depresión. Una dieta rica en fibras, fruías frescas, vegetales, abundante agua y cereales puede ayudar a superar las depresiones temerarias. También existen ciencias alternativas que trabajan con los depresivos y los ayudan a salir de los denominados "pozos", como la musicoterapia o el yoga, por ejemplo.

- Es posible detectar a un depresivo por sus conductas cotidianas.
Es verdad. Quien habitualmente sufre de desánimo, disminución del interés y del placer, pérdida o aumento desmedido de peso o del apetito, insomnio o sueño excesivo, agitación o retardo psicomotor, cansancio y falta de energía, dificultad para pensar y concentrarse, recurrentes pensamientos de muerte e intentos de suicidio podría estar sufriendo un cuadro depresivo.

- No debe estimularse
al paciente depresivo a toda costa.
Cierto. Generalmente los familiares cercanos y seres queridos del deprimido intentan ayudarlo estimulándolo para que esté constantemente en actividad y para que haga cosas que, en realidad, él no quiere hacer. Según lo entienden los especialistas, lo más aconsejable es ser tolerante con el deprimido y no empujarlo a que actúe contra su voluntad. Quizá lo más recomendable sea alentarlo para que emprenda un tratamiento que lo aleje de su estado.