Entrada destacada

acne facial

Como mencionamos en oportunidades anteriores el acné se puede clasificar en cuatro grados. Sólo el que está enmarcado como de primer grado...

viernes, 16 de abril de 2010

Presion arterial


El potasio, el sodio y la presión arterial

Se sabe que la alta presión arterial representa uno de los factores de riesgo más importante para contraer arteriosclerosis o sufrir ataques y enfermedades de riñon. Sin embargo, un control regular de la presión y sobre todo, la adecuada combinación de minerales, especialmente del sodio y el potasio, durante la alimentación, puede ser el mejor método para prevenir mayores inconvenientes en la salud.

En general, la presión alta anormal impone una mayor tensión a las arterias y túbulos del riñon haciendo que estos se cansen o agoten más rápidamente que lo normal. Este aumento del agotamiento provoca placas que bloquean las arterias vitales. Precisamente el consumo de sodio y potasio de manera equilibrada constituye la mejor solución para disminuir esta tensión y favorecer la nutrición.

En el caso del potasio, éste es usualmente uno de los minerales que más abundan en el cuerpo. Pero una deficiencia puede causar debilidad muscular y calambres, además de irritabilidad, desorientación e irregularidades en el ritmo cardíaco.

La función del sodio es bombear los fluidos y nutrientes hacia adentro y fuera de las células. Esto es totalmente necesario si el cuerpo funciona normalmente. Si hay una deficiente cantidad de sodio, puede producirse debilidad y hasta un colapso de las arterias. Una deficiencia de sodio, sin embargo, es rara. La mayoría de la gente ingiere más sal (sodio) de la que realmente necesita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario