Entrada destacada

acne facial

Como mencionamos en oportunidades anteriores el acné se puede clasificar en cuatro grados. Sólo el que está enmarcado como de primer grado...

Mostrando entradas con la etiqueta bajar de peso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta bajar de peso. Mostrar todas las entradas

martes, 5 de mayo de 2015

Trabajar de pie ayuda a perder peso


#trabajardepie #perderpeso #bajardepeso #dietas #pérdidadepeso
Trabajar hasta tres horas de pie 144 calorías consumidas por día y puede resultar en la pérdida de hasta 3,6 kg por año. El científico a bordo John Buckley, de la Universidad de Chester, en Gran Bretaña.

Siga iG Salud en Twitter

El investigador trata de tomar ventaja de su propia teoría. El uso de un 1940 de escritorio en el que escribe sobre sus pies, sostiene que los seres humanos fueron "diseñados" para desplazarse y permanecer en posición vertical.

"No hay necesidad de pasar demasiado tiempo sentado tiempo", dice Buckley. Profesor del Departamento de Ciencias Clínicas y Nutrición, dice que dejar de trabajar exclusivamente sentado mejora la circulación y ayuda a combatir la obesidad.

Haga la prueba y averiguar el grado de inactividad

"La gente se sienta en el trabajo, en el coche y cuando se encuentran en frente de la televisión", bajando su metabolismo a niveles mínimos, argumenta.

"Es natural (permanecer todo el tiempo sentado). Los seres humanos fueron diseñados para soportar el extremo y mantenerse en movimiento", dice.

jueves, 26 de mayo de 2011

Buen olfato para bajar de peso


Dos investigadores de la ciudad de Chicago, Estados Unidos, desarrollaron una técnica de control de peso en la que el olfato y no la abstinencia es la protagonista.

El doctor Alan Hirsch, de la Fundación de Tratamiento e Investigación Smell & Taste, y Ramón Gómez, estudiante de la Escuela de Medicina de la Universidad de Illinois, instruyeron a más de 3000 adultos para que inhalen el aroma de bananas, manzanas verdes y menta cada vez que sentían hambre.

Durante los seis meses que duró la experiencia, los participantes perdieron alrededor de dos kilos y medio mensuales, el 2,1 por ciento del peso corporal. El resultado no parece desdeñable.

viernes, 18 de febrero de 2011

Dietas y Nutrición - consejos para no subir de peso


ESTE INVIERNO NO GANE UN SOLO KILO
Hasta ahora nos hemos ocupado de cómo nutrirnos correctamente, pero no hablamos de otra de nuestras preocupaciones básicas frente a la comida: conservar el peso adecuado, La idea de que en invierno se suelen ganar unos kilitos no es del todo falsa pero tampoco completamente cierta.

Algunas personas engordan porque, en general, quienes tienen problemas con la comida, suelen confundir la sensación de frío con la de hambre y esto los lleva a comer más, eligiendo comidas con muchas calorías.

Pero esta trampa puede evitarse. Si se respetan algunos buenos hábitos alimentarios es absolutamente posible comer equilibradamente -y por lo tanto nutrirse bien- sin ganar peso. No se ponga a régimen estricto ni se prive de los humeantes platos que caracterizan la mesa del invierno.

Tan sólo trate de respetar estos consejos que son los pilares de la nutrición invernal hipocalórica:

- No se saltee ninguna comida. Esto le evitará tener hambre, y por lo tanto comer cualquier cosa, preparada de cualquier forma. Además cada comida significa un consumo de energía debida a la acción dinámica específica de los alimentos. Esto explica por qué tenemos menos posibilidades de engordar haciendo 3 ó 4 comidas, más que repartiendo la misma cantidad en sólo dos comidas.

- Dé mayor importancia al desayuno y el almuerzo. En la primera parte del día se quema mejor la energía liberada por los alimentos. Entonces no hay que temer hacer un desayuno copioso y tomar al mediodía una comida bastante sustanciosa. En cambio a partir de media tarde domina el mecanismo de conservación del metabolismo. Es por eso que si lo que se quiere conservar es la línea lo más prudente sea cenar liviano.

- Beba abundantemente, en invierno no tenemos demasiadas ganas de beber y generalmente lo hacemos en forma insuficiente. Sin embargo, las necesidades del organismo son altas debido principalmente a la calefacción. Una buena costumbre será tomar cada día entre dos y tres bote-llitas de medio litro de agua, fuera de las comidas esto asegura una rehidratación correcta del organismo y permite una buena eliminación de las toxinas.

- Elija alimentos pobres en lípidos -o grasas que es lo mismo: los lípidos de estos platos deben aportar menos del 30% de las calorías de cada plato. Además, sería conveniente que dos tercios de ese 30 por ciento provengan de ácidos grasos polin-saturados.

- Prepare platos ricos en proteínas: necesarias para preservar los músculos y la energía.

- Consuma la justa cantidad de glúcidos -azúcares- indispensable para evitar las fatiga repentinas. La mejor fuente son las frutas.

- Si usted controla las calorías sepa que los platos principales no deben tener más de 300 calorías por porción.

jueves, 17 de febrero de 2011

Los Antikilos - no suba más de peso!


Ciertos alimentos van a ayudarlo más que otros a combatir las enfermedades que trae el frío y, al mismo tiempo, conservar su figun no los ignore. A la inversa,"le convendrá evitar o incluso descartar aquellos que debilitan sus defensas o son peligrosos para la cor servación del peso correcto.

Para hacer más fácil su identificación, los hemos clasificado como Callentes, Tibios y Fríos , como en le juegos de los chicos. Perrrfatenclón!, esta clasificación no tiene nada que ver con la temperatura de esos alimentos. Es nada má que un modo de distinguirlos. Siempre que lo asalte una duda acerca de la elección más razonable consulte el siguiente cuadro:

- Productos lácteos livianos como leche descremada o semidescremada, yogures y quesos frescos bien magros o light, quesos con el 25 al 30 % de materias grasas. Puede incluirlos en cada comida.

- Pescados y todas las carnes magras, incluyendo aves: una o dos veces por día según el tamaño de las porciones.

- Verduras de estación como endivias, coliflores, repollo, zanahorias, bróccoll, acelga, etc. congeladas o en conservas al natural: ninguna restricción para su consumo.

- Frutas frescas (contienen azúcar): 2 a 3 por día como máximo.

- Pan (o equivalentes como galle-titas y cereales): preferiblemente durante el desayuno, pero se pueden incluir con límites en las otras comidas del día.

- Féculas como papas, pastas, arroz, legumbres secas, sémola: no más de una vez por día y como plato principal.

- Grasas: prever cada día 2 a 3 cucharadas soperas como máximo de aceite por persona (o el equivalente: 10 gramos de mar9arina vegetal más 1 cucharada sopera de aceite) y 15 a 20 gramos de manteca (o el equivalente dos cucharadas soperas al ras de crema fresca igual a 10 gramos de manteca, es decir el volumen de dos nueces)

- Carnes grasas, embutidos, preparaciones como empanadas y tartas, las facturas y medialunas: una vez por semana como máximo.

- Confituras y gállete dulces.

- Frituras (papas fritas, papas noissettes, pescado enharinado, etc.)

- Caramelos y golosinas.

- Bebidas azucaradas.

- Bebidas alcohólicas incluyendo vino y cerveza.